La creatividad

 

“La creatividad es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos para producir soluciones originales”.

La creatividad es una fuente de desarrollo personal y una facultad que todos y todas poseemos y que debemos desarrollar y potenciar, venciendo obstáculos y limitaciones para explotar al máximo nuestras posibilidades. Todos los seres humanos estamos capacitados para crear y la conducta creativa implica la transformación de las personas, que se traduce en su forma de pensar, de sentir y de interactuar con el mundo. Para desarrollar la creatividad, es imprescindible la libertad de expresión, la ausencia de inhibiciones, evitar juicios valorativos y estimular nuevas ideas durante el proceso creativo.

La creatividad aumenta la autoestima, desarrolla de inteligencia, mejora la comunicación y la expresión y ayuda a  la socialización. Los niños son creativos por naturaleza, están predispuestos de dejar volar su imaginación, a inventar historias, a buscar nuevas y originales soluciones, solo hay que dejarles expresarse y permitirles crecer como personas imaginativas y emprendedoras. Todos los niños son creativos, solo necesitan ayuda y guía para convertirse en adultos creativos, un niño creativo será un adulto más feliz  y sin límites autoimpuestos.

Algunas recomendaciones para los mayores:

  • Cualquier momento es bueno para poner a trabajar la imaginación y ser creativos (mientras vais en el coche, hacéis la compra, cocináis, recogéis…).
  • Evita un uso desmesurado de la televisión y del ordenador.
  • Juguetes los justos, no por tener más juguetes van disfrutar más ni van a ser más felices.
  • Los cuentos llenan a los niños de palabras, historias, fantasías e imaginación.
  • Disfruta del tiempo que pases con tu hijo o hija

Los niños y niñas creativos nunca se aburren, siempre tienen recursos para entretenerse. Los mayores debemos permitirles que sean curiosos, permitirles descubrir sus inclinaciones artísticas, la exploración, experimentar por sí mismos y felicitarles por los resultados, sean los que sean.

El papel de los adultos

  •  Cuidado con sobre estimularlos, es importante que lo largo de su jornada los niños tengan tiempo para el estudio y las obligaciones pero también para el ocio y el descanso. No hay que sobrecargarlos con demasiadas actividades.
  • Descubre cuáles son sus habilidades artísticas o aquellas por las que tiene mayor interés.
  • Procura que pase tiempo de ocio con otros niños, en el parque, practicando algún deporte, etcétera.
  • Redacta una lista de actividades y juegos que potencien su creatividad y que puedan ser de su agrado e interés: títeres, disfraces, plastilina, pinturas, manualidades, inventar historias, cocinar, bailar, cantar, fotografiar… 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.